• Eva Psicóloga Canina

La ARTROSIS en Perros

Como ocurre en muchos humanos, a partir de ciertas edades, la artrosis puedes manifestarse en nuestro amigos los perros.

Es una enfermedad inflamatoria degenerativa que afecta el funcionamiento de las articulaciones.

Este problema se manifiesta más en perros mayores y en razas grandes.

Hay casos en los que también puede surgir en perros jóvenes a raíz de una fractura o un problema articular (como la temida displasia de cadera, muy común en ciertas razas).

Lógicamente, las articulaciones qaue más trabajan, envejecen antes, aunque suele aparecer a partir de los 12 años en razas peques y de los 8 en grandes.

Por suerte existen maneras de ayudarles a llevarlo lo mejor posible.


-Diferencias entre artritis y artrosis en perros:


Algunas veces se confunde con la artritis, siendo dolencias diferentes.

La artritis suele surgir por alteraciones inmunológicas, infecciosas o post traumáticas.

Puede ocurrir en cualquier etapa de vida. La artrosis también es una enfermedad inflamatoria pero degenerativa. Suele ocurrir por la vejez y el desgaste de las articulaciones. Se produce una pérdida del cartílago que permite la movilidad de los huesos en las articulaciones, estos se terminan rozando y desgastando, provocando dolor. Aunque los perros pueden verse afectados por ambas enfermedades, la artrosis, por darse con la edad, es mucho más frecuente.


-Síntomas de la artrosis en perros:


Cuando nuestro perro cojea, se para antes de saltar, de subir escaleras o intenta evitar este tipo de situaciones podría ser un perro que sufre artrosis. Se suele notar más al despertarse cuando las articulaciones están en reposo y frías. Puede mejorar un poco a lo largo del día porque el perro se va moviendo. La artrosis en perros evoluciona por brotes, siendo cada vez más frecuentes y más dolorosos a medida que va avanzando el tiempo.


Muchas veces observamos que los perros mayores tienen uñas más largas. Eso se debe al hecho de que por aliviar el dolor, tienden a usar o apoyarse menos en el miembro que le duele.


La apatía es otro síntoma, a veces incluso pierden las ganas de jugar o comer.


Si vamos a manipular la articulación debemos hacerlo con mucho cuidado y es probable que se muestre agresivo por el dolor.




-Factores agravantes:


El sobrepeso es un factor agravante de la artrosis ya que acelera el desgaste de las articulaciones


El frío y la humedad son dos grandes enemigos de los perros con artrosis. Para no empeorar sus dolores, tendremos cuidado de siempre ofrecerles una temperatura agradable y un lugar protegido para dormir.


-Posibles tratamientos y accesorios para la artrosis en perros:


Los tratamientos para la artrosis en perros son puramente paliativos, sirven para aliviar el dolor pero no para curarlo. Si se toma a tiempo, pueden ayudar a frenar el progreso de la artrosis. Aún así, resultan tan útiles como necesarios ya que permiten una mejora importante de la calidad de vida del perro.

Si miramos del lado de los fármacos, lo que suelen recetar los veterinarios son corticoides y anti-inflamatorios no esteroideos.

Existen también unas pastillas llamadas condroprotectores que ralentizan el envejecimiento de las articulaciones sin presentar los efectos secundarios de los anti-inflamatorios.(Estas últimas podemos dárselas siempre a nuestros perros, especialmente si sufren alguna dolencia articular o con el inicio de la vejez).

(os dejo el enlace del condoprotector que yo uso en los míos)





La fisioterapia y la acupuntura son otras pistas interesantes para aliviar la artrosis en perros. Servirían como tratamientos complementarios, los movimientos suaves y bien pensados por el fisioterapeuta permitirán favorecer la regeneración de los cartílagos en ciertas articulaciones, ayudando a nuestro perro a encontrarse bien durante más tiempo.


También existen y siempre recomiendo las camas y colchones ortopédicos, adaptados a los perros mayores.

Ofrecen un mejor descanso para nuestro perro que se traducirá en una mejor calidad de vida, cosa que ellos se merecen incondicionalmente.




1 vista

© 2019 La Manada de Eva