• Eva Psicóloga Canina

CORTAR las UÑAS de manera CORRECTA a nuestros PERROS

Otro de los puntos a destacar sobre la higiene y salud de nuestros perros es el mantener las uñas de nuestros perros en perfectas condiciones.

Ya no sólo por estética, también para evitar problemas de salud que derivan de ello (heridas, falanges deformes...).

Usando las herramientas adecuadas y siguiendo unas pequeñas pautas podemos hacerlo nosotros mismos.


Para la gente que vive en ciudad y que pasea rutinariamente a sus perros, en la mayoría de casos no hace falta cortárselas, ya que ellos solos las van limando.

Sin embargo, los espolones al no tocar el suelo no se desgastan y tenemos que cuidarlos de manera periódica.

Si has inspeccionado las patas de tu perro habrás observado que en la planta de los pies cuentan con almohadillas sobre las que aguantan todo su peso al caminar. Las uñas del perro jamás deben sobrepasar dichas almohadilla porque, cuando lo hacen, impiden que pueda caminar correctamente, provocando la torcedura de los dedos para intentar apoyar en el suelo las almohadillas. Así mismo, poco a poco irán adoptando posturas extrañas que pueden desarrollar graves problemas en sus patas.


Es un proceso en el que pocos perros lo toleran al principio, por lo que es importante acostumbrarlos a que los manipuléis sin prisas, tocándole los dedos y las uñas aunque no vayáis a cortárselas y con ello lo asocien con una experiencia positiva.


Por regla general crecen más rápido la de los perros pequeños, y a gran velocidad si padecen enfermedades como la leishmaniosis.


Para poder cortar las uñas a un perro en casa sin hacerle daño resulta indispensable hacerse con los utensilios adecuados. De esta forma, te recomendamos que no escatimes en gastos y huyas de aquellos productos de baja calidad, recuerda que la salud de tu peludo compañero está en juego.

En el mercado actual podemos encontrar toda una variedad de tijeras para cortar las uñas de un perro, con distintas formas y tamaños. Yo os recomiendo las siguientes (son las que yo uso a nivel profesional y particular).





Ahora que ya conocemos las tijeras que debemos utilizar para cortar las uñas a un perro, podemos proceder a explicar paso a paso cómo hacerlo. Sin embargo, antes de pasar a la acción resulta fundamental aclarar cómo es la uña del perro, y es que en su interior se encuentra tejido vivo que no debemos llegar a cortar si no queremos lastimar a nuestro peludo compañero. De esta forma, el primer consejo que te damos es que examines las uñas de tu can e identifiques dicho tejido, que se mostrará como una línea rosada en el interior.

Una vez encontrado, pasamos a llevar a cabo los siguientes pasos:

-Masajea los dedidos y las uñas como indiqué primeramente, además tenemos que estar nosotros totalmente tranquilos. Si estamos nerviosos, el perro lo notará y él también comenzará a estar alterado.


-Coloca a tu perro de pie para observar el trozo de uña sobrante y saber dónde cortar exactamente. Recuerda que la medida ideal es aquella que queda a ras de suelo pero sin llegar a tocarlo.


-Luego, coge una de sus patas y, si es la primera vez que vas a cortar las uñas a tu perro, pasa las tijeras por las mismas, solo rozándolas, para que asocie la herramienta con un estímulo positivo. Repite este paso hasta que observes que tu peludo se encuentra totalmente calmado.


-Empezaremos por las patitas traseras, cogiendo el pie y doblándolo un poquito hacia atrás (importante que esté cómodo), después las delanteras también doblando el pie hacia atrás.

Para cortar la uña simplemente debes colocar las tijeras a la altura adecuada y ejercer la presión necesaria para realizar un corte rápido y limpio. La posición adecuada es aquella que muestra un corte recto, o ligeramente descendente. De esta forma, evita cortar las uñas de tu perro en forma diagonal ascendente. Fíjate en la imagen.

Corta una a una lo más rápido posible, sin hacer pausas.

Cuando hayas cortado las uñas de la primera pata, felicítalo y ¡móntale una fiesta!







Cuando las uñas del can son transparentes, o semitransparentes, resulta fácil identificar la parte sobrante y cortar sin llegar a tocar el tejido vivo. Sin embargo, cuando las uñas son completamente negras, resulta imposible identificar dicho tejido a simple vista. Así pues, para evitar cortarlo y lastimar al animal, tenemos dos opciones:

Cortar la uña poco a poco. Empieza cortando solo la punta de la uña de tu perro y observa su interior, si se muestra completamente blanco, puedes cortar unos milímetros más, mientras que si se muestra con un punto negro, deberás parar porque el tejido se encuentra justo después.Cortar la uña a ras de suelo. Con el perro de pie, colócate de tal forma que puedas cortar su uña sin necesidad de levantar su pata. De esta forma, podrás observar la parte sobrante que debes cortar y proceder a realizar el corte.


¿Qué hago si empieza a sangrar???

¡Tranquilidad!! ¡no pasa nada! ¡hay solución! La sangre que surge de las uñas o de las almohadillas cuando se hacen una herida es muy alarmante, pero se frena rápido si lo hacemos bien.

Importante que siempre que cortemos las uñas tengamos gasas a mano y suero fisiológico.

Mojamos la gasa en el suero y limpiamos la uña apretando.

Si nos pasa a menudo o tenemos mucho miedo de no poder controlar la situación, yo os recomiendo que también tengáis a mano polvos hemostáticos, os dejo el enlace para que podáis adquirirlos.





Mojamos nuestro dedo en los polvos y apretamos fuerte contra la uña, en unos segundos dejará de sangrar. (No es necesario utilizar mucha cantidad)

Y seguimos con el proceso, es importante que mantengáis la calma.

Poco a poco lo haréis más rápido y sin miedo.




0 vistas

© 2019 La Manada de Eva